Aprendiendo a pintar con acuarelas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp

La semana pasada se me ocurrió empezar un nuevo reto, aprender a pintar con acuarelas. Hace un par de meses me creé una cuenta en instagram que quería dedicar a publicar mis propias creaciones, diseños tal vez, no tenía muy claro lo que quería hacer con ella, pero ahí estaba ilusionada y con ganas de empezar algo nuevo. Esa ilusión dio paso a la pereza y finalmente quedó en nada.

Siempre me ha gustado como se ven las pinturas hechas con acuarela, me parece que los resultados son siempre preciosos, por eso se me ocurrió comprarme un block, una paleta de acuarelas y un paquete de brochas muy baratitos, todo del chino porque claro, viendo mi historial, lo más probable es que terminara abandonando, no merecía la pena invertir mucho dinero para empezar un nuevo hobby.

En fin, que me voy por las ramas, el punto de todo esto es darle introducción a un nuevo reto que me he propuesto, suelo ser el tipo de persona que si no tiene un objetivo muy claro, se aburre rápido, no es algo que me guste de mi misma y por eso, para intentar remediarlo he querido empezar con un reto semanal, cada semana me propondré intentar algo nuevo, todos dedicados al diseño y a temas creativos para motivarme a mi misma a aprender nuevas técnicas y a mejorar las que ya conozco.

7 días son perfectos, todavía estás motivado, tienes ganas de seguir mejorando y no te ha dado tiempo de aburrirte.

Así que mi primera semana la quise dedicar a aprender a pintar con acuarelas.

Día 1

Día 1 - Aprendiendo a pintar con acuarelas

El primer día me lo puse muy fácil. Busqué un tutorial de acuarelas para principiantes y este fue uno de los primeros que me apareció en youtube. Comparando mis dibujos con los del tutorial se ve mucha diferencia aunque para ser lo primero que pintaba con acuarelas me parece que quedó bastante bien.

Día 2

Sin duda, este es uno de los mejores tutoriales para empezar. Te enseñan de una forma muy fácil a dibujar sobre distintas capas y el resultado queda bastante bonito aunque tengo que admitir que necesito practicar mi trazo y probablemente averiguar cual es la forma correcta de agarrar el pincel.

Día 3

El tercer día quise seguir un tutorial más difícil. Sobra decir que no se parecen prácticamente en nada. Con este tutorial me di cuenta de la diferencia en la calidad de las pinturas. Yo estoy usando una paleta de acuarelas que probablemente sea la que llevan los niños al cole y se nota muchísimo en la intensidad de los colores. Por más que lo intenté, no conseguí esos azules brillantes, ni siquiera conseguí un negro lo suficientemente decente para intentar mejorar el dibujo.

Aun así, admito que para ser mi tercer tutorial, creo que está bastante bien y que tiene buen lejos.

Día 4

Como había terminado en un par de horas la pintura de la aurora boreal, el cuarto día quise intentar algo incluso más difícil. Quería dibujar a la típica chica de espaldas tomando un café. Es bastante obvio que no soy ilustradora y me tomó mucho tiempo conseguir que la chica pareciera bien proporcionada. Así que el cuarto día no llegué ni a mojar los pinceles.

Día 5

Después de haberme pasado al menos 2 horas haciendo el boceto de la chica de espaldas, el quinto día me apetecía pintar algo que pudiera terminar y la verdad es que creo que en el resultado se nota que no estaba muy animada este día.

Una vez más se puede ver el problema con la intensidad de los colores.

Día 6

Finalmente, en los días 6 y 7 terminé de pintar a la chica. No sabría decir la cantidad de capas que usé en el pelo para intentar que tuviera algo de textura y brillo. Definitivamente fue el más difícil de todos porque no intenté seguir un tutorial como tal, sino que quise ir un poco por libre a ver que tal quedaba.

El resultado no está tan mal, pero es uno de los dibujos que tengo que rehacer en un futuro.

Conclusiones

Excepto el viernes que estaba muy cansada y me lo salté, no fallé el resto de la semana en dedicar un rato a este nuevo hobby. Noté que durante este tiempo estaba más relajada solo pensando en el dibujo. Me parece que es uno de esos hobbies perfectos para terminar el día, podría compararlo con hacer yoga o meditación.

En cuanto a los dibujos en sí, creo que lo más notable es que la calidad del papel y de las pinturas es bastante importante. Yo utilicé un block para acuarelas de Artix que la verdad no está nada mal, aunque realmente no conozco otros papeles para poder comparar, pero viendo la cantidad de capas que puse en algunos dibujos y que el agua nunca traspasó la página, me parece que la calidad es muy buena para empezar.

Finalmente hablemos de la pintura. El problema que encontré en este caso no fue la calidad como tal, sino la intensidad de los colores. Se me hizo imposible conseguir tonos similares a los de los tutoriales, colores brillantes como los azules del dibujo de la aurora boreal. Así que sin duda, más adelante pienso invertir en pinturas de mejor calidad.

Ahora toca un descanso de la pintura y empezar un nuevo reto esta semana. Nos vemos mañana en instagram y en el blog el próximo domingo.

Puede que también te interese

Chica frustrada
Creatividad

Reto fallido

Esta semana ha sido bastante lenta a la hora de terminar proyectos. Mi reto de esta semana era relativamente sencillo. Quería contar mini historias en

Seguir leyendo